Abuelas

Publicado por Umma1 enero 21, 2017






Leía a Kadannek ( http://angusnous.blogspot.com.ar/2017/01/la-abuelita-bertha.html )

Yo no tuve una experiencia especial con mis abuelas, con la paterna poco, poco. Mi abuela materna había muerto, muy jóven,  décadas antes de mi nacimiento.
 
La relación entre nietos y abuelos es un don, o debería ser así.  Tuve la fortuna de ver el amor que hubo entre mi madre y mi hijo.  Vi a mi madre jugar con
él, como si fuera una niñita y protegerlo con una ternura exquisita.
 
Volviendo a las propias abuelas, aunque no conocí Francisca, la madre de mi mamá, , siento por ella un enorme cariño. Quizás, porque tuvo una vida muy desdichada.  

Sé que fue una mujer de gran corazón, pronta a ayudar a quien necesitaba, tierna y contenedora, aunque su vida de casada fuera terrible y su día a día un tormento.

Mi madre conservaba una foto de su madre. La recuerdo de toda la vida como una imagen que se borraba, no sepia, sino amarilla con manchones amarranados.

Un día le hice photoshop, lo que sé hacer, que es poco. Y jugué con efectos.

Soy parecida a mi familia paterna, pero en una de esas pruebas, observé los ojos de mi abuela y, ( me emocioná) me reconocí en ella. Ahí estaba mi mirada. 

Y aunque Francisca no lo supo, hay por el mundo, alguien que lleva algo más que sus genes. 

Porque la mirada, no es cosa de los genes.

4 comentarios:

**kadannek** dijo...

Siéndote honesta, yo tampoco tuve la gran relación con mis abuelos. No conocí a mi abuelo paterno y con su esposa interactué muy pocas veces en la infancia y principios de mi niñez. Con mi abuelo materno no creé una relación porque era muy frío y distante. Y con mi abuela materna (que aún vive) pude formar un vínculo cuando comenzó mi juventud. Aprendí a conocerla, a apreciarla por sus virtudes y comprenderla por su historia.

He estado trabajando y exponiendo bastante sobre los linajes, y por experiencia propia, tanto como por mis investigaciones, también vi que la familia no sólo se trata de una cuestión de genes, a veces nos conecta algo más extraordinario, hay uniones que parecen pactadas de antes de hacer. Hay afinidades impresionantes. Hay rasgos tan especiales, que parecen más que simple herencia por sangre. Creo que el tener la mirada de tu abuela es un regalo. Es como compartir parte de su alma. Llevar algo en ti, que nada ni nadie podrá robar, negar o cambiar. Así que me parece algo muy hermoso.

Un abrazo.

Umma1 dijo...

Hola Kadannek

Los genes son lo menos importante. Creo que hay una cadena generacional, en la que se repiten conductas, reacciones, emociones.
Hay abuelos que uno no conoció, que siente muy cerca. En mi caso, porque mis padres hablaban mucho de las historias familiares. Cosa muy positiva, por cierto. Yo le tengo cariño a esta abuela y un afecto y ternura especial por mi abuelo paterno.
Luego, es verdad, hay personas por las que uno siente una cercanía muy fuerte y particular.

Clarice Baricco dijo...



El tiempo corre entre el recuerdo de las abuelas. Y también corre entre nosotras. Pero no se olvida que somos más que un blog al que no dejamos morir.

Un gusto volver a verte.

Abrazote.

Umma1 dijo...

Qué gsute volver a recibirte Clarice.