Por encima del tiempo

Publicado por Umma1 abril 04, 2017 7 comentarios



Hay al pie de un árbol de Buenos Aires,

 un mármol bajo el que descansa el mejor amigo de un vecino.

Recuerdo a ese hombre y  a su perro, tan unidos.

Si estaba el uno estaba el otro.

Un día encontré el mármol y supe que el perro había dejado este mundo y, su amigo perpetuó su agradecimiento a la amistad habida.


Por muchos años, cuando iba por esa calle, encontraba al hombre.

Un día ya no lo vi más. No sé si continúa viviendo en la misma casa, o en este mundo.

Eso sí, nadie dañmó el mármol.

Probablemente, porque es un simple y maravilloso homenaje al milagro de la amistad, que toca la mejor cuerda de cada uno.


Publicado por Umma1 marzo 23, 2017 5 comentarios

Vengo de leer una sentida descripción de un extranjero en Texas, en  una mañana de esperas.
Desde el café que lo cobija, analiza las contradicciones de la sociedad yankee.
En un párrafo habla de los fríos " take care".
Cientos de ellos regresaron a mis oidos. Voces masculinas, femeninas, amigables, amorosas, apasionadas, envolviéndome con sus  "cuidate", ninguno de ellos frío ni indiferente.
En especial, me llegó la  calidez de Mit, en las interminables tardes de lluvia en Washington St.

Cuánto cariño recibí con aquellos "take care".  Demostraciones de afecto que durarán hasta el fin de mis tiempos.

Para mañana

Publicado por Umma1 marzo 10, 2017 4 comentarios






¿Cómo que nada para el mañana?



El proyecto para mañana.



Qué inseguro es el amor... Un frágil barquito de papel, cuya tripulación va asustándose con todas las tormentas.



Somos hijos del pasado y puentes al futuro.



La vida es breve.. y también larga.  Cada día reclama pasión, abriendo bien los ojos y cerrándolos de acuerdo a lo que queramos experimentar.

El pecho tiene esas cualidades. Es verbo de placeres, es armadura, es fragua de odios y quereres, es manantial tibio y nutricio.

Del frío a los trópicos

Publicado por Umma1 marzo 06, 2017 Etiquetas: 4 comentarios





Algo pasó con las plantas este verano.

Me gustan mucho los árboles, la mayoría de los de mi barrio, dan flores.  Por eso los fotografió y de algunos tengo registros de décadas.

 En la pasada primavera los observé lánguidos. Las rosas chinas con los bordes de sus hermosas flores arrugados. Árboles que se cubrían por completo de flores de algodón, casi no florecieron, tampoco el jacarandá. 




 Los verdes variados del follaje, apagados, anémicos, y la aparición de hojas amarillas, secas, como si en medio del calor infernal, nos encontrásemos en otoño.

 ¿Será cosa de mi mirada? Me pregunté. ¿Estaré bajoneada?


No estaba deprimida.  Al comparar las fotos comprobé que no me engañaba.
El color deslucido, cuando no las hojas  y aun ramas desfallecidas caían hacia las veredas remedando sauces llorones.

Buenos aires fue una ciudad templada. Las 4 estaciones estaban bien diferenciadas.  Veranos soportables, otoños que envolvían las calles con luz dorada. Inviernos fríos. Primaveras ventosas.

Ese era el clima en que nació y vivió nuestra vegetación.

Un día nos confirmaron lo que nos avisaba el cuerpo. Nuestra ciudad ya era subtropical.



Los inviernos se acortaron extraordinariamente, no llegamos a 15 días de bajas temperaturas. El calor extenuante se extiende por la primavera, el verano y el otoño. Cambió el régimen pluvial. Ahora, luego de días insoportables, arrecian grandes tormentas o, llueve varias veces por semana.




Los insectos que conviven con nosotros son otros, muchos me son familiares de los tiempos en que viví en Río de Janeiro. Ergo,  podría ser que los árboles no hayan podido adaptarse a la velocidad de los cambios y, están producen síntomas.


Me da pena, porque si es así, poco podremos ayudarlos. 

Vendrán otras especies, claro. Pero el daño a la variedad, está hecho.





Publicado por Umma1 febrero 14, 2017 8 comentarios

¿será que la memoria siempre tiende trampas, y nos trae nostalgias de lugares en los que creemos haber sido felices?  Me parece que esa es la opinión de Beausant. No coincido. Hay lugares en los que uno fue feliz y no hay vuelta que darle. Si, es verdad que se puede idealizar un lugar, una escena, al igual que una situación futura. Creo, que siempre se trata de definir términos.

Publicado por Umma1 febrero 12, 2017 6 comentarios

Buena cosa regresar a casa.
Esa que hace mucho dejamos para emprender nuevos  caminos.
Ella me ha esperado amorosamente. Sabedora de que se retorna al lugar en que ha sido feliz.


Días del verano

Publicado por Umma1 febrero 01, 2017 6 comentarios









Hoy hemos tenido un día de calor, la verdad hace no sé cuánto tiempo lo sufrimos. Un calor que me confunde el  realismo mágico en la piel.


No sé si estoy en Macondo, o soy la Rosario de Santa Mónica de los Venados.

Me he perdido en la imposición de un trópico.


El calor tiene algo particular, al aplastamiento físico le unta sensualidades y deseos. 


Aromas de jazmines y plumarias  se derraman  en la humedad;  una ilusión frutal en las ansias de una brisa. Retornos al Edén.


El verano, amigos, es castigo y premio renovado, molicie y regocijo.

De brevedades y otros pensamientos

Publicado por Umma1 enero 29, 2017 4 comentarios








Mi hijo heredó la biblioteca del artista plástico Oscar Granato. La alojo yo por el tamaño enorme de mi casa, que ya es, prácticamente, toda biblioteca. Estuvimos varios días, separando y embalando, transportando cientos y  cientos de libros. 

Fue una tarea conmovedora, hay que entrar en los estantes de alguien que se quiso y se ha respetado, sintiendo que de alguna manera se entromete uno en su intimidad.

Ayer por la tarde, nos tocó, como última tarea, ocupamos de una inmensa estantería, donde ese extraordinario ser humano que fue Oscar Granato, conservaba particulares colecciones de pintura y escultura, que a cualquier amante del arte dejarían sin aliento. 

Hace ocho años que él falleció, en este tiempo, pese al amor de su mujer y su familia, su taller y biblioteca, sufrió los avatares de la ausencia.

medida  que  íbamos  bajando   los  libros,   ¡Ay!   con  el  corazón  oprimido,

creábamos   una   montaña  de  papel  mojado  que  iban   a  la  basura.   Una filtración  inadvertida  dio  por  tierra  con los años que a Oscar le habrá llevado reunirlos.

Pensé  en la relación que uno mantiene con los libros. En mi familia somos amantes de la lectura y bibliófilos. El libro, su aroma, la textura del papel, su antigüedad, nos genera placer.

Quien entra a nuestra biblioteca sabe que puede hallar mil tesoros. Lo mismo le pasaba a nuestro amigo, pero,   el destino del libro es frágil, un mínimo incidente lo desvanece. 

Igual, con la dedicación que uno pone en las elecciones de su biblioteca. Como la vida misma, todo es tan efímero como incierto.


También es verdad que si hay pasión y trato amoroso, la brevedad de lo material se ensancha prodigiosamente.


                                          Maestro Oscar Granato