Por encima del tiempo

Publicado por Umma1 abril 04, 2017



Hay al pie de un árbol de Buenos Aires,

 un mármol bajo el que descansa el mejor amigo de un vecino.

Recuerdo a ese hombre y  a su perro, tan unidos.

Si estaba el uno estaba el otro.

Un día encontré el mármol y supe que el perro había dejado este mundo y, su amigo perpetuó su agradecimiento a la amistad habida.


Por muchos años, cuando iba por esa calle, encontraba al hombre.

Un día ya no lo vi más. No sé si continúa viviendo en la misma casa, o en este mundo.

Eso sí, nadie dañmó el mármol.

Probablemente, porque es un simple y maravilloso homenaje al milagro de la amistad, que toca la mejor cuerda de cada uno.


9 comentarios:

**kadannek** dijo...

Tal cual, la amistad es un milagro, un privilegio. La verdad me parece una historia linda, aún en su brevedad, logra conmover. Hace pensar, hace extrañar, hace agradecer.

Muy bello gesto conmemorar así la memoria de su fiel compañero, ojalá se encuentren otra vez, en otra esfera.

Saludos.

Beauséant dijo...

Debemos honrar a nuestros muertos de la misma forma que honramos a los vivos... entiendo que nadie haya querido retirar esa pequeña placa.

Como dice kadannek sería bonito creer que volverán a encontrarse en otro lugar...

Umma1 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Umma1 dijo...

Ojalá se reenctraran kadannek.

Umma1 dijo...


Umma1 dijo...


María Perlada dijo...

La amistad... ese divino tesoro.

Gracias por visitar mi blog, me encantó conocer el tuyo.

Besos y nos leemos.

Sophie dijo...

Que lindo que lo recuerdes!

amelche dijo...

Precioso. La verdadera amistad es un homenaje a la vida.

Un abrazo:

Ana