Oleo: Geno Lazarov -Bulgaria


Esta historia está dedicada a Fgiucich, que con imaginación y belleza, suele volver una vez y otra a estos particulares personajes, del ayer.

1era parte -Orígenes-

El barrio de San Cristóbal (1), fue en su prehistoria cuna de hombres de avería (2) , unos de verdad, otros de leyenda, porque sabido es que en estas cosas de los orígenes, hay más deseos de epopeya que hechos. Y para muestra, basta con Borges, que re fundó Buenos Aires a la medida de sus fantasmas.

Junto a ellos, también asomadas a la muerte, las esclavas blancas (3) , carne de burdeles, en las que los varones desahogaban sus urgencias y ahondaban sus soledades.

Caminar en aquellas noches del 1900, sobre los adoquines desparejos, bajo los faroles rojos de los prostíbulos anunciando su amasijo humano, debía ser para aquellos, un pasaporte al suicidio que se aceptaba en el morir o el matar.

(Continuará)



(1) Como otros barrios, San Cristóbal comenzó siendo un borde entre la ciudad y la Pampa. Cuando le brotaron los ranchos de los que no tenían lugar en otra parte, fue convirtiéndose en arrabal. Con los años llegó el loteo, el tranvía y los inmigrantes con su gran esperanza de tener casa propia. Compraban un terreno en mensualidades y por las noches, luego de jornadas agotadoras de trabajo, a la luz de un candil, ponían ladrillo sobre ladrillo a su sueño. Juntos a estos gringos trabajadores, convivía el bajo fondo.

(2) Hombres de avería, taitas o malevos. Los diestros en el manejo del cuchillo, generalmente porque habían trabajado en los mataderos, lúmpenes, que ponían su violencia al servicio de algún político.

(3) Argentina tuvo un proceso inmigratorio sin parangón en la historia. En pocos años, los gringos (procedentes de Europa, Asia, Norte de África), duplicaron el número de nativos. Se produjo un desbalance entre los sexos, porque los varones venían generalmente solos y muy jóvenes. Así comenzó la industria de la prostitución. Las muchachas llegaban de Europa, especialmente del este, de a cientos en las bodegas de los barcos, a los Puertos de Buenos Aires, Montevideo y Río de Janeiro, hasta que el emperador brasileño, prohibió la trata y los dos puertos del Río de la Plata, quedaron como penoso destino. Es bueno recordar, que hacia finales del 1800, las naciones europeas, habían prohibido la trata de blancas, aplicando severísimas penas a los infractores, pero, hacían la vista gorda hacia aquellas que eran traídas, por la fuerza o el engaño a estas latitudes.

33 comentarios:

fgiucich dijo...

Me has dejado anonadado, querida Ana, invocando mi nombre como inspiraciòn de este blog. Buenos Aires ejerce una especie de atracciòn fatal leyendo su historia, especialmente aquella que arranca con el siglo XX, tan bien reflejada en el Guapo del 900 o con El hombre de la esquina rosada, o cuando Vacarezza inmortalizò el Conventillo de la Paloma, o aquel uruguayo inigualable - Florencio Sànchez - con M'hijo el dotor o el Cuarto de hora o sus dos derechos. En estas obras y muchìsimas màs, se mezclan esos personajes fantàsticos: el taita,los malevos,las percantas, minas de gran corazòn, la rubia Mireya o los Muchachos de antes no usaban gomina. O los hermanos Discèpolo, el Tabarìs (mi padre decìa que el champàn se bebìa en los zapatos de las damas) y màs acà Troilo, Alberto Castillo, Mores y su Cuartito azul. En fìn, me abriste las neuronas. Gracias, nuevamente.

Carlos dijo...

Umma querida, no puedo dejar e asociarlo con un post que hace un tiempo publicamos acerca del tango:

http://sentado-frente-al-mundo.blogspot.com/2008/02/tango.html

También recuerdo que ahí dejaste un muy lindo comentario:

Umma1 dijo...
Me impresiona como el tango gusta y contagia de sensualidad.

Soy porteña, así que es como una canción de cuna, algo que está y no se toma en cuenta, como el aire.

En honor a la verdad, el tango, aunque resucitó hace unos años, especialemnte para ser baildo, es un honorable muerto, para los argentinos. Un muerto, que como Carlitos Gardel, cada día canta mejor.

Pero aunque honorable, respetado, un muerto.

Pero, como quería vivir, se escapó al mundo, por segunda vez, y se decidió a enamorar en otras latitudes.

Leía un comentario sobre el tango que se baila en "Perfume de mujer", eso no es tango, es una danza de fantasia sobre la música de un tango clásico.

El tango, nació, en el Río de la Plata, en lo que se refiere a la danza, como una burla a los bailes de los negros, que consistía en determinados movimientos, de los cuales tomo como emblema, dos: el corte y la quebrada.

Pero si bien, nació como broma, y por esa cosa tan loca y primera en la historia de la danza, cerró el abrazo, no es tan cierto que fuera una música de las orillas. Se lo bailaba en los sectores sociales más altos. Eso está documentado.

Pero el tango, es también mito, y se sostiene un origen de burdel, por razones que no son sentimentales, sino espureas.

Un abrazo.

Seguro que lo recuerdas.

Saludos.

Carlos dijo...

Ahhh, me olvidaba!

Evan escribió esto hace algún tiempo:

Esta mañana mientras estaba trabajando, llega un señor de unos ochenta años muy bien llevados, vestido al mejor estilo guapo del 900, con su sombrero de copa y su pañuelo de cuello… y me dice con una sonrisa “Muy buenos días mocita, como le va?”
Me pareció simpatiquísimo y me dejó eclipsada con su caballerosidad.
Lo que me quedó dando vueltas en la cabeza, fue la palabra que utilizó “mocita” (para los que no saben, significa jovencita) que ya está relativamente en desuso en Argentina, así como compadrito, afile, modosito, etc y diría que es casi exclusiva de las personas mayores.
Tengo la impresión que hay frases, muletillas y modismos que son generacionales, no sé si coincidirán conmigo, pero me da la impresión que ya los mi generación utilizamos expresiones diferentes a las que utilizan los chicos de ahora.
Me pasa que hoy escucho hablar a mi sobrino de dieciséis años y es el testimonio vivo del cambio que se va produciendo en el lenguaje, no sé si atreverme a decir que se trate de una degradación, pero ahora los chicos hablan de manera particular y con palabras casi inventadas…


http://sentado-frente-al-mundo.blogspot.com/2007/10/argentinidad-al-palo.html

Ahora si me voy ;)

Isabel Romana dijo...

Voy a seguir con mucho interés esta historia. No hay como las ciudades para crear mitos sobre sí mismas. Besitos, querida amiga.

Adolfo Calatayu dijo...

Ehhhh me dejaste en "la estacada",cómo puede ser? y ahora,hay que esperar mucho?
Está buenísimo,y aguardo con ansiedad la continuación
Un beso grande

vladimir maiakovski dijo...

vladimir (o su espíritu) camina por esas calles una y otra vez. se nutre de la luz de los faroles, de las bocas de las esclavas, y arrastra su sombra por los adoquines.
cuando llega a una esquina, escupe. se da vuelta y lanza una carcajada.

salud, umma!

Lady Zurikat dijo...

Ah... nos dejaste de ganas de mas, con esta historia de esclavas blancas, historia que hasta el dia de hoy, tristemente se repite.
Cuantos barrios de hoy, fueron en su momento, sitios de rompe y raja, donde todo se dirimia entre el cruce y brillo de dos aceros, donde mujeres que no entendian una palabra de castellano rogaban en silencio por su liberacion, muchas veces en vano.

Celia dijo...

Los orígenes se olvidan con una facilidad enorme... y sucese que, a menudo, es un olvido desafortunado, porque el que no recuerda sus orígenes, nunca encamina bien su vida... al menos es lo que yo creo

Besos

PD. me sonó un tango de fondo...

Yessi dijo...

Pero que historia tan bella, recordar nuestros origenes es muy importante, no perderlos y tomar de ellos lo mejor...

Besos.

Churra dijo...

Cuanto me apetece seguir esta historia .
No nos hagas esperar mucho .
Besos

Vicky dijo...

Me ha gustado... se que volvere pues debo saber como continua...
Un abrazo

Las3Musas dijo...

Qué interesante!!!

Tus palabras me han enviciado, querida Umma. Ahora quiero más!

Besotes arrabaleros
musa

Nika dijo...

bueno, bueno, paso por aquí luego de tanto tiempo y me encuentro una historia dedicada al queridísimo Fgiucich y me entra una nostalgia de ese Benos Aires que aún no conozco y al que siempre he soñado con ir.

escribes como sólo tú sabes hacerlo, es decir, de puta madre
^-^

mil abrazos

EL HIPPIE VIEJO dijo...

SEA REAL O EN MUCHO, IMAGINARIA, COMO LO DESCRIBE BORGES,
LA HISTORIA DE ESTE BUENOS AIRES, QUE POR MOMENTOS AMO TANTO Y POR OTROS NO, SIEMPRE ME RESULTO ATRAPANTE.
SERÈ CONSECUENTE CON TU HISTORIA,
VOLVERÈ!

QUERIDA ANA
MUCHAS GRACIAS!!!

QUE TENGAS UN HERMOSO FIN DE SEMANA!!!

ADAL

..DE REGRESO!

amelche dijo...

¿Todo bien? ¿No sigue la historia?

Pipiolex dijo...

Sumamente interesante.

Déjame una nota y te pincho para ver la continuación de la historia...

En todo caso, las notas al pie, son muy buenas.

Saludos especiales.

Fernando dijo...

Estas historias me encantan porque un episodio muchas veces sirve para crear todo un genero de fantasias. Interesante el comentario tuyo sobre el tango y que muy acertadamente Carlos reproduce aqui. He visto y he escrito algunos posts sobre algunas similitudes en los origenes de la "bachata" y el tango. Me imagino que conoces la bachata, verdad?
Espero con ansias la continuacion!

SAFIRO dijo...

Ana,
te dejé un presente en mi otra casa, con todo mi cariño.
Vengo atrasada con este problemita que me surgió, pero voy tratando de hacer las cosas.
Ya vuelvo en un ratito a comentar.
BESOS!

las alas del alcaudón dijo...

Espero que no tarde el día en que mis pies puedan rozar Argentina. Pero aquí, en esta tierra tan lejana, varios días a la semana llegan a mi casa voces de esa tierra. Argentina llega a mi casa tres días por semana, desde hace ya muchos años. Mi hijo creció con sus susurros...
Besos

TICTAC dijo...

Una primera parte bellamente escrita...me ha encantado el primer parrafo!
Interesantisimas las explicaciones en azul...te sigo con mucha atencion, Umma...

He visitado Buenos Aires hace ya muchos años y me ha seducido por su diversidad y su cultura tan rica y elaborada.

besos

Marina dijo...

Que lujo de cuadro! Una pintura de ambiente del 1800 perfecta. Me encanto... los ranchos que brotaban porque no tenían lugar en ninguna parte... Que sencibilidad para evocar la historia del Buenos Aires de esa época.
Ya quiero seguirla!
Un beso
M

El Analista dijo...

Nací en Ensenada, con, por entonces, su puerto y el frigorífico, matadero incluido. Barrios de casas de chapa y madera, conventillos y faroles rojos, un arrabal porteño a destiempo pero pintoresco a los ojos de un niño.
Hoy pocos rastros quedan de el, solo historias que se perderán en una generación. Espero ansioso la continuación de ésta.

Felipe Sérvulo dijo...

Muy interesante. Vendré con frecuencia.
Saludos

Lady Zurikat dijo...

Hoy por el history channel se largaron con un programa de tango; no dure mucho. Sali huyendo en estampida, esquivando gatos y me sente a la maquina con los auriculares firmes, de lo contrario creo que iba a buscar la espada aunque desafilada, para cometer sepuku en defensa propia!

SAFIRO dijo...

Misteriosa Buenos Aires, que a mi me atrapa tanto.
Me encantaba cuando mi padre, gallego y tanguero, de esos que primero aprendían a bailar en "academia"(si mal no recuerdo se llamaba Gaeta) y luego enseñaba a bailar tango, se reunía con los hermanos de mi mamá y contaban anécdotas de entonces, de guapos y malevos...yo disfrutaba esos momentos, trataba de imaginar esa Buenos Aires...
Es muy interesante para seguirla, con fantasmas incluída.

Un fuerte abrazo

Vicky dijo...

Un abrazo

Dédalus dijo...

Bravo, Ana. A ver por dónde nos llevas con tu historia...
Me ha sorprendido lo de los "hombres de avería". Aquí se suele decir que alguien tiene una buena avería cuando hace alguna tontería o comete excentricidades...

Besos.

Rodolfo N dijo...

Que barrio!!!
"Perdoná si al evocarte se me pianta un lagrimón..."dice el tango.
Todos los ingredientes para una bella historia.
Cariños

Perséfone dijo...

Nostalgia de pasado, historia y personajes que siempre viven en el inconciente colectivo. Historia e historias que se tejen dando vida a las letras.

Un gusto.

Mi abrazo.

mi despertar dijo...

La amistad de los blogs. hermosa la amistad de las almas.me gustó y como los leo a ambos los felicito a vos y a él por ser como son.

besos argentinos

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Hola Umma1... no solo me encantó encontrarte... que te había perdido sino que me encantó el relato/historia espectacular de Bs. As.

Bss. Nos vemos.

Chela dijo...

¡Hola Umma1!. Quedamos perfectamente ambientados a la entrada de un relato que promete ser interesante, a tenor de las notas que incluyes en el inicio...

Volveré a leer lo que nos vas a contarnos suficientemente motivada.

Un abrazo.

Baakanit dijo...

La historia de Buenos Aires me fascina, le agradezco mucho a Borges, a Carriego, la visión que me han dado de aquellos tiempos, los tiempos del cuchillo, del lunfardo, los malevos. Algún día pisaré Buenos Aires y caminaré sus calles.

Saludos