Ritmos propios

Publicado por Umma1 febrero 19, 2015



Desde el 2011 hasta hace unos pocos días, trabajé más horas de las que tiene el día.
Trabajé hasta superar la sensación de agotamiento. Hasta no darme cuenta del estrés. 
Al punto de llevar dos agendas a un tiempo y quedarme sin batería en el celular a media mañana.
Trabajé en un proyecto que no era mío, genuinamente mío, postergando los que me importaban mucho.
No digo que todas las horas invertidas fueran un desperdicio, lo que queda en el colador, son algunas personas que conocí. Y, algunas otras experiencia que contaré.
Hace nada, planté bandera. Vino en mi auxiio, sin que lo pidiera, como suele pasar, un hecho fortuito.
Hoy me encuentro dueña de mi tiempo, con horas descansadas, ritmos propios para trabajar en mi área, cocinar para mi familia, gozar a mis amigos sin estar pensando en las tareas pendientes.
Disfruto de una sensación maravillosa.
Más hoy que ha amanecido fresco. Ay, que día encantador. 


(la foto la tomé en la ciudad de Córdoba, en mayo del año pasado, cuando fui a hacer un relevamiento sobre estancias jesuíticas)


6 comentarios:

amelche dijo...

Sí, el estrés y la sensación de no poder tomarte un descanso, de no poder tener tiempo para ti, es algo malísimo. Un abrazo y bienvenida de nuevo.

amelche dijo...

Una foto bellísima, aunque me parece raro que en mayo sea otoño. :D Para mí esta foto estaría hecha en octubre o principios de noviembre.

**kadannek** dijo...

Estimadísima mía: Qué gusto tremendo tenerte de regreso. Esperé con paciencia que volvieras, extrañándote. La verdad es que quiero dejar de preocuparme por la falta de contacto, no sé si ya te pedí tu correo o si pregunté si tenías facebook. Me encantaría tenerte más cerca por esos medios.

Sin dudarlo tener unas horas para el descanso son un regalo, hay que dedicar tiempo a la quietud para hallar el centro.

Umma1 dijo...

Hola AMELCHE: El otoño, sea en mayo o en noviembre, es una maravilla.

Umma1 dijo...

Querida Kadannek.
Muchas gracias.
mi dire3cción: buscandoavalon@gmail.com

el facebook, que es una momia, te lo paso por correo, escribime.

Esther R dijo...

Exacto :)

Muy bonito. No lo conocía y qué lástima que esté todo eso en ese estado.

Lo de talar árboles y bosques una barbaridad, pero... por desgracia, suele primar más el interés por el dinero que el respeto por la propia naturaleza. En fin, algún día lo lamentaremos.

Qué chulo. Podrían hacer algo de eso por aquí ¡Je,je!

Un saludo. :)