Ayer, Laura Ojeda, me entrevistó por radio, interesada en el tema amoroso de Mariquita Sánchez de Thompson.
Personaje interesante, es verdad, por el coraje con que condujo su existencia.

Pero lo suculento, lo verdaderamente interesante de la cuestión, fue que ella abrió su programa con una reflexión sobre la postura que los argentinos estamos tomando frente al bicentenario. Según parece, somos incapaces de despegarnos del aquí y del ahora, y, celebrar su significación histórica.

En una entrevista, anterior a la mía, se habló de los festejos de 1910, sin mencionar, que más allá del oropel, esa celebración no fue homogénea, como tampoco lo será esta, ni la de los 300, ni de los 400 años.

Los argentinos de entonces, se enfrentaron a la conmemoración parados exactamente sobre sus realidades.

Un sector de la población festejó el ruido, la llegada de los visitantes del exterior, la publicidad política. Y otro, el sector obrero, protestó por la enorme crisis que venía sufriendo. Sus manifestaciones fueron reprimidas, se cerraron los diarios socialistas y anarquistas. Pagaron con sangre, cárcel y deportaciones, pretender que el mundo conociera la “Ley de Residencia de 1902”, entre otras injusticias.

Así, que luego de hablar sobre los amores y desencuentros, creí oportuno, comentar este tópico. Para que no nos creamos que el pensamiento y las acciones deben ser monolíticos, ni para un lado, ni para el otro.

Es imposible creer que la ciudadanía, pueda enfrentarse a un hecho político, tan trascendental como la Revolución de Mayo, el primer paso hacia nuestra emancipación, libre de ideología.

Basta de ingenuidades, ¿En que se basa la suposición de un festejo nacional, independiente de las determinaciones económicas que afectan a cada ciudadano?

¿Será el mismo bicentenario, el que encuentre al argentino del privilegio, ese que va a aprovechar el fin de semana largo para hacer turismo por algunos de nuestros hermosos paisajes, que para aquél otro que no sabrá con que tapar el hambre de sus hijos?

El señor que encuadra en ese 30% que mamó y mamá del injusto reparto del PBI,(que tiene la veleta fija), mientras disfruta de una trucha, recordará al Belgrano que se despojó de todos sus bienes, a favor de la lucha independentista?
¿Celebrará al San Martín que confiscó las joyas de las damas mendocinas, para auxiliar al ejército emancipador a cruzar los Andes?

Y si llueve y hace frío, los miles de argentinos que viven a la intemperie, sobre los dinteles de la Biblioteca del Congreso, bajo las recovas a metros de la Casa Rosada, en los parques y plazas, tendrán la posibilidad de meditar sobre la prédica Morenista?

Podrán los jubilados asistir a un acto y descansar sus años frente a un cafecito, como ha sido nuestra tradición desde que tenemos memoria, o estarán contando sus paupérrimos haberes, con los mal comen y mal viven.

Nuestros pueblos indígenas, arrinconados, hambreados, enfermos, olvidados, desesperados por lo que se permite hacer con el medio ambiente del cual depende su subsistencia; ¿Sentirán el 25 como el porteño medio?

Es más… ¿los argentinos, conocemos el pensamiento de aquellos héroes? Sabemos exactamente que se conmemora? Porque estoy harta de oír que es el bicentenario de nuestra independencia…

¡Dios!

Igual a los cartelitos que se pegan en las panaderías, diciendo que el 25 de mayo es el día el pastelito…

Los hechos del pasado se recuerdan por la permanencia de sus efectos. Belgrano, Castelli, San Martín, Bolivar, Sucre, lucharon por nuestra libertad.

Seamos libres, entonces, a la hora de recordar y de tomar conciencia.


¡Vivan aquellos hombres de hace 200 años, que dejaron comodidades y vanidades a un lado!
!Hagámonos cargo de su legado de soberanía!

14 comentarios:

Alyxandria Faderland dijo...

Creo que hoy estamos mas fragmentados si vamos al caso que en 1910.
No en vano, Castelli con su lengua cortada por el cancer escribio en la pared: si ven al futuro, diganle que no venga.

Pero lo que mas me jode, y hasta en eso la Cris tiene razon aunque ella se queje de llena es que nuestra historia apesta de machismo, al punto de taparle los cuernos que San Martin se canso de meterle a Remedios y la mando de vuelta de Mendoza como amo y señor que era el marido, para quedarse con su amante mejicana y ademas condesa, y de paso tambien llevarse a su tia mulata. Si, una mujer cruzo los andes y nadie la recuerda!!!! (Tenes algo en tus archivos al respecto?)
Las mujeres de ese entonces no existian parece mas que para ser el adorno de una tertulia donde ellos decidieran la politica siempre pal mismo lau, como hoy es tan dificil encontrar alguna que por merito propio, sin ser hija de, pariente de, o 'por portacion de marido' (las locas algunas verdades dicen, hay que reconocer) halla llegado a algun sitial de importancia en la sociedad.

Por cierto, el locro tradicional a mi me hace mal, mate no tomo ni ebria o que me lo ceben con whiskey y mejor no digo que sugiero para el pastelito.... ;)
Magnifica introduccion !!!!

Umma1 dijo...

Ale... Ojo a la historia...Mejor dicho a lo que se cuenta, a la historia oficial, a la de antes y a la que intentan escribir las feministas.

La historia privada de San Martín, no se toca aunque es un secreto a voces. Entre historiadores se conocen detalles, que no se mencionan, antes porque era una falta de respeto, hoy porque el Inadi, nos iniciaría un expediente.

Sin embargo, un colega, hace unas décadas, osó escribir sobre ese tema.

Remedios, no fue devuelta a Buenos Aires, por las infidelidades de José... justamente...
Incluso hubo un hecho de armas, en el que se vio envuelto nuestro libertador, destinado a limpiar el honor...

Amante documentada de San Martín: la Campusano, y yo hubiera querido estar en la piel de esa mujer, a la que usó para obtener información. Luego, no se le conocen muchas mujeres.

Volviendo a Remedios, hay una trama secreta, bastante retorcida, que por tradición, deja bien parada a la dama.

Porque dejar "alba" a la mujer, y dar fama de "mujeriego" al varón, es también parte del discurso machista.

Baste decir, que Remedios vivió cumplidamente su corta vida, gozó lo que debía gozar.

que si hay engaño en una pareja, muchas veces es "pecado consentido"

Las mujeres que siguieron a las tropas fueron ls soldaderas.

Verdaderas heroínas. Servían para todos los menesteres, coser, cocinar, como enfermeras y para los gustos de la carne.

Algunas acompañaban a sus maridos, las más, seguían un destino.

No tienen nombre, forman una masa, ellas también fueron heroicas.

Y es que la gesta americana, como cualquier otra, hubiera sido imposible sin la presencia de nuestras bisabuelas.

Susymon dijo...

A mi me gusta conocer la historia real sin el acartonamiento de los grandes héroes ni las abnegadas heroínas si es que se las puede catalogar, no por chusma sino porque saber la verdad los humaniza, eran como nosotros pero con unos ideales inctactos de la corruptela que reina hoy en cuanto pasillo institucional.

Isabel Romana dijo...

Me ha gustado mucho este texto, lleno de pasión y cargadísimo de razones. Cada vez parece más difícil que los jóvenes - al menos aquí en España - tomen conciencia política, sean críticos, piensen con seriedad en todo lo que nos jugamos en las elecciones de los gobiernos. Ahora mismo estamos viviendo la paradoja de que está siendo criticadísimo el gobierno socialista por algunos recortes (por lo demás inevitables) económicos e inmediatamente las encuestas dan ganador al partido conservador que, obviamente, más recortes, más duros y más contra los trabajadores haría. O sea, que los trabajadores, enfadados, pondrían a la zorra a vigilar el gallinero... Estas son las paradojas de la actualidad, la falta de criterio en la que vivimos. Así, querida amiga, no me extraña nada que esa conmemoración de la que hablas vaya quedando vacía de sentido.
Un abrazo muy fuerte.

fgiucich dijo...

Un regreso muy esperado y a toda orquesta, amiga mía. El análisis es preciso y precioso, poniendo los puntos donde se debe. Claro que sí, el café sigue pendiente desde tiempos inmemoriales. Abrazos

Umma1 dijo...

Hola SUSYMON
Claro que sí, personas de bronce no hubo, eran humanos yeso los vuelve mucho más grandes a la hora de sus acciones.

Un abrazo

Umma1 dijo...

Hola ISABEL ROMANA:
Tengo unasensación parecida. Creo que hay ausencia crítica.
Crítica en el verdadero sentido, analizando lo que se recibe.
El caso que planteas es muy interesante. Reclamando derechos se gira a la derecha.
Acá estamos en una paradoja semejante.
Como el gobierno no da satisfaciones a reclamos justos, eso es cierto, una parte de la población se adhiere a unos impresentables que nos hundieron en el pasado.
En fin, como el título de aquell vieja película: "el mundo está loco, loco, loco..."

Un abrazo

Umma1 dijo...

Muchas gracias FGIUCICH.
Al menos es un análisis que sale desde la honestidad.
A ver si ponemos día y hora a ese encuentro.

Un abrazo

amelche dijo...

Con el correr de los años, la gente olvida el origen de las fiestas (religioso, patriótico o del tipo que sea) y acaba siendo, como tú dices "el día del pastelito" o el día en que se come X porque, al final, la gente lo que quiere es comer y beber, sin importarles quién organiza la fiesta ni por qué. Será por la falta de criterio que decís en los comentarios anteriores al mío o porque los humanos, en el fondo, tendemos a querer tener las necesidades básicas cubiertas y las espirituales o filosóficas, o menos básicas, pueden esperar.

Pero está muy bien que lo recuerdes, porque los humanos también somos de memoria débil y olvidadiza. Y, además debe haber tiempo para todo en esta vida, tanto para los pasteles como para recordar a los grandes héroes. Lo cortés no quita lo valiente, como se suele decir. Y, bueno, que lo paséis bien y el tiempo acompañe.

Pamela dijo...

Siempre queda patente aquello de que la historia la escriben los vencedores, y eso incluye a los que siguen mandando y comiéndose el pedazo más sabroso de la torta. un abrazote

Adolfo Calatayu dijo...

Un regreso con gloria sin duda,aunque nos duela y nos deje un sabor amargo en la boca; "nunca es triste la verdad" no?
Gracias por la verdad,y por tu profundidad...te dije que se te extrañó mucho?
Beso.

Umma1 dijo...

Hola AMELCHE
Es verdad, pasa que somos unos Sancho Panza.

Umma1 dijo...

Hola PAMELA
Es que los sectores que gobiernan, están siempre muy preocupados por construir un pensamiento monolítico.
Entonces, desde los romanos, pan y circo.

Umma1 dijo...

ADOLFO CALATAYU

Tambien te extraño. Muchs gracis por decirlo.
Hay tan pocos mimos en estos tiempos, que una caricia alegra el día.