Eclipses que son pasiones

Publicado por Umma1 octubre 28, 2009 Etiquetas:


Llevo unos meses internada en el Archivo, uno u otro, da igual.
No me disgusta, muy por el contrario.


Pero, extraño a los amigos, las charlas de cada día, las novedades, leerlos, entenderlos y recibir lo mucho que ellos me dan.


El 2 de noviembre León presenta su último libro que tanto discutimos en Buenos Aires, mientras lo pensaba. Casi no lo hemos conversado.


Algo pasa también con las historias de Isabel Barceló, sus maravillosas historias sobre las mujeres romanas. No he podido asomarme a las nuevas, ni destripar si a las que conozco las plasmó en papel.


Extraño a Fernando, a Ana de Montevideo, con la que tan bien nos entendemos, a Ana de Elche. A Alejandra, aunque con ella, pudimos (trabajo en medio) no sólo tomarnos un café, sino hasta juramentarnos para escribir un ensayo.

El que estoy escribiendo ahora, toma por momentos tanto vuelo, que roza con la punta de un ala, aquella historia de la chica Bressan y de los Reinafé que alguna vez escribimos con Alberto.

Así es mi vida. Una pasión llega, me ocupa, y el resto se eclipsa. Entonces, la nostalgia, mientras se viaja en el subte, echa una mano, trepa por memoria y abre la sonrisa.

Y la sonrisa es buena, buena como todos aquellos que van conmigo.


4 comentarios:

Ana dijo...

También se te extraña Ana!!, pero una pasión te ocupa y no es poca cosa, y si la nostalgia sirve para hacernos sonreir entonces bienvenida sea. Por aquí apasionados con las elecciones y a redoblar esfuerzos para ganar en segunda vuelta, la mayoría parlamentaria ya es nuestra!
Desde Montevideo te mando un beso y una sonrisa
Ana

SAFIRO dijo...

La sonrisa es buena y bueno es saber que una pasión te ocupa. Nosotros acá seguimos y de esta manera tan particular, nos acompañamos y te acompañamos.

Un abrazo fuerte para que te de calorcito en el camino.

amelche dijo...

Yo también te extraño, aunque también ando perdida. No en pasiones, por desgracia, sino en otras historias. Pero bueno, ya me voy recuperando, creo. Estoy yendo a rehabilitación por una tendinitis en el hombro.

Suerte en la presentación de León. Y dile que aún no me ha mandado la novela que le diste.

fgiucich dijo...

Yo, también, te extraño amiga y mucho. Abrazos