Mi amigo Jorge, es un inglés estricto a la hora de hacer cumplir sus anticuadas normas. En su casa, no había posibilidad alguna de desacatar sus órdenes.

Por eso, cuando la hija mayor encontró un trabajo en la Patagonia y se marchó, él sospechó que no se iba sola, y un día le cayó de sorpresa, dispuesto a hacerla regresar.

La chica, que vivía con su pareja, cuando vio al padre al abrir la puerta, ante lo irremediable, lo invitó a tomar un té en la cocina.

Jorge me contó, que cuando vio las tacitas ingenuas, los frascos adornados con volados y lacitos en las estanterías, sintió tanta ternura, que regresó sin decir ni mu.

El amor puede más por suerte, genera la comprensión y ésta la dicha.

Hay que ver como chochea con sus tres nietas.

16 comentarios:

Lunaria dijo...

Si es que el amor lo puede todo y mueve cimientos fuertes.
Un beso.

SUSANA dijo...

Claro que sí...qué bello título y qué bella historia!

Un beso!

Themys Brito dijo...

Las hijas son la debilidad de los hombres. De niña, mis tías bromeaban diciendo que yo nunca me iba a casar, y ni se imaginan lo fácil que aceptó mi papá a mi marido.

Saludos.

Cornelivs dijo...

Linda historia. Y certera.

Yo tengo tres hijos (dos niñas y un niño), y mis niñas, cuando me miran de cierta forma...hacen conmigo lo que quieren.

Un abrazo.

amelche dijo...

¡Ja,ja,ja! No hay como invitar a un padre a un té.

amelche dijo...

Aunque al mío creo que lo conquistaría mejor con un chocolate. :-)

Ana dijo...

Hermosa historia!!y tu amigo no tuvo mas que rendirse ante la evidencia y lo feliz que veia a su hija!
un beso
Ana

fgiucich dijo...

No me cabe la màs mìnima duda. Abrazos.

Beelzenef dijo...

Sin duda, gran sentimiento, que no hemos de perder jamás. Pues sin el, el mundo estaría perdido.

Todo aquel que crea, tiene una esperanza en esta vida.

Abril Lech dijo...

Qué relato tan tierno y maravilloso. Lo tomo en esta noche como un regalo para el alma...

Me encanta cómo luce tu Blog! Te mando un beso enorme!

SAFIRO dijo...

El amor es más fuerte y su propio amor de padre se rindió ante la evidencia del amor de su hija por "ese otro".

Es una hermosa historia.

Que pases un hermoso fin de semana

Besos

Silvia dijo...

hola!bella y tierna historia.
gracias.
besos
silvia cloud

moderato_Dos_josef dijo...

Atroz lo de las lapidaciones, atroz lo de las penas de muerte, atroz lo del ser humano que sigue sin aprender que la violencia no es el camino. Hasta cuándo? Yo ya estoy con amnistía, recibo sus emails, esto ya lo conocía... ¿Nos harán caso esta vez? Gritaremos de nuevo, claro que sí! me llevo tu link. Un abrazo!

Fernando dijo...

De ahi la expresion antigua: Amor vincit omnia (el amor lo puede todo).
Que buen ejemplo para demostrarlo. Encantador tu post.

Besos!

El Analista dijo...

Uno no deja nunca de crecer, ¿no creen?

aceituna verde dijo...

Mmmm si, aquí, en mi país somos del tecito... si invitas a alguien a casa le dices... por qué no te vienes a tomar un tecito a las 17 mas o menos? el tecito es , porsupuesto, un pretexto para reunirse con los que te caen bien y quieres y va acompañado de pancitos dulces, salados, pastitas( mezcla de algo con algo para untar en el pan), mermeladas, miel... etc... y al que le gusta, té con leche... aqui el té es para todo, pa las penas, alegrias , pal velatorio, pa despues de comer...
un tecito???
besos de alas color té