Puentes de acero y oro

Publicado por Umma1 septiembre 07, 2008 Etiquetas: , ,


Ayer me ocurrió algo singular.
Conocí en persona a una lectora silenciosa de mi blog, que se encontraba de paso en Argentina.
Una cuerda continúo vibrando en mí luego de la charla que sostuvimos sobre este mundo de figurado papel: ella mencionó a los narradores que dan forma a mis enlaces, a quienes también lee anónimamente y nos detuvimos en ellos.

Hay un puente fino como de oro, fuerte como el acero entre quienes vamos leyéndonos. Un puente que destruye las distancias y nos materializa sin rostros ni manos, pero con toda nuestra carga emocional.

Así, por ejemplo, entre otros,
Amelche y Tanhäuser, estuvieron sentados a una mesa del Tortoni, refugiados del frío y de la llovizna que volvía imposible a Buenos Aires, junto a una uruguaya, un español y una argentina. Se sacudieron de placer cuando el pocillo de café les calentó las manos, mecharon sus peculiaridades, sus bromas, su forma de ir por la vida relatando sus cotidianas epopeyas.

Sobre el anonimato que brindan los nicks, sobrevolaron doce mil y pico de kilómetros, para ser mimados con admiración y afecto.

Si no lo contara, jamás sabrían que los personajes que tejen sus palabras, se les independizaron y cruzaron el mar, un domingo de septiembre, sin pedirles permiso.

41 comentarios:

Ontokita dijo...

Así es, vamos tejiendo una tela infinita de encuentros del alma. Las letras que leemos nos acompanan, necesitamos encontrarnos en esta esquina del tiempo en donde las distancias no existen...y así una se va citando con los amigos, los mira a los ojos y agradece tanta magia.
suerte qué tienes.
te abrazo

Baakanit dijo...

El viernes, un amigo bloguero y yo, nos encontramos con una bloguera dominicana que andaba de visita por la ciudad. Nos dijo que no quería irse de NY sin antes conocernos.

En el café que visitamos me reveló, que empezó a bloguear después de haber leído mi blog.

Son lindas esas amistades, esos puentes invisibles que nos van uniendo por todo el mundo. Algún día nos tocará a nosotros compartir un café.

Un abrazo.

amelche dijo...

¡Y yo sin enterarme! Así que, estuvimos en esa cafetería tan coqueta de la foto... Y eso que no suelo tomar café. :-)

Doce mil kilómetros de abrazos:

Ana

SAFIRO dijo...

Que bonita experiencia!

...puentes invisibles, lazos de amistad y cariño que son difíciles de entender para quien los ve desde afuera, pero existen y sabemos de ellos.
Nos encontramos con menor o mayor frecuencia, pero sabemos que estamos...que con solo atravezar ese puente invisible tenemos el abrazo y la palabra de un amigo.

Gracias Umma
Un fuerte abrazo!

CORNELIVS dijo...

¡Hola! Es para mi un placer saludarte.

Nuestra común amiga AMELCHE me ha recomendado encarecidamente que visite tu blog y vea tu entrada de hoy,m pues ella ya vio la entrada que hice en su dia sobre este mismo tema. Se lo agradezco, pues tu blog me ha encantado, y la entrada de hoy sobre la amistad blogger, que tiende puentes de plata y oro, como bien dices, me ha gustado muchisimo.

la entrada que publiqué en mi blog sobre este mismo tema es esta (he aqui el enlace):

http://cornelivs.blogspot.com/2008/08/amistad-bloguera.html

Te invito a que te pases por mi blog cuando desees. Te leeré con frecuencia.

Recibe un muy cordial saludo.

vladimir maiakovski dijo...

pido cita para mi próximo viaje.

AleMamá dijo...

Me encantaría conocer a esos lectores silenciosos que llegan en cada post a leerte. ¿Por qué no dirán nada? dan ganas de hacer una encuesta.
Saludos, amiga

Miguel Schweiz dijo...

Realmente entrañable, blogueros que de pronto en una tarde de esas grises de Buenos Aires se miren a los ojos en el Tortoni mágico impreganado de olor a café.

Hace un par de años también estuvimos un grupito compartiendo horas con palabras que nos eran afines. Así que lo que dices me es muy familiar.

Bonito, besos

Carlos dijo...

...eso es lo hermoso de bloguear.

Que el día menos pensado tienes la oportunidad de poner rostro a las bitácoras colegas.

Me ha pasado y ha sido grata experiencia.

Felíz semana Umma.

Chela dijo...

A mi me parece un mundo fantástico y a la vez real el de la blogosfera.
Yo creo, y al menos ese es mi caso, que nos mostramos en él tal como somos, con nuestros pensamientos y sentimientos y sacando a relucir todo aquello que nos motiva de nuestra propia vida y de nuestro entorno. Por ello la red que se teje entre blogueros me parece que vincula mucho y que es realmente afectiva.

Me encanta ir conociendo a los amigos de la red. Y siento curiosidad por saber quienes son esos lectores silenciosos que todos debemos de tener pues siempre hay más visitantes (según el contador de visitas)que los que habitualmente dejan un comentario y que también visitamos en sus blogs.

Lo que más me gusta de todo esto es estar "cruzando" el "charco" constantemente ya que en el ordenador no hay distancias.

Me quedo un rato ahí a tomar un café contigo en esa preciosa cafeteria.

Un abrazo.

Alyxandria Faderland dijo...

Yo muchas veces he dicho si, generalmente en cosas menores y con una pancarta en mi mano que dice 'contra mi voluntad', y en algunas otras se que aunque me cueste el pellejo, prefiero que me maten antes que decir si, si es que no me despacho yo misma antes de darles el gusto de matarme (y que el que este del otro lado se atreva a juzgarme!).
En cuanto al Tortoni, es un hermoso lugar para cualquier cosa, para contar historias, encontrarse y hasta para divorciarse diria.
Nada mejor en un dia frio que un cafe caliente, yo me lo haria endovenoso, directo a la sangre; para los dias de mas calor, prefiero la sidra tirada. Delicia.

Adolfo Calatayu dijo...

Que hermosa entrada ! me ocurrió algo similar con tres personas que conocí a través del blog,y puedo decir también que fue una grata e inolvidable experiencia...es curioso como uno va conociendo y "conectandose" con personas aparentemente tan distintas a nuestros gustos o intereses no?
Antes que me olvide,muchas gracias por la recomendación de ese libro.
Un gran cariño !!!

Sibyla dijo...

Simpre es interesante el encuentro de personas que disfrutan de la amistad sin "rostro".

Debe ser muy enriquecedor, conocer de cerca, a personas que ya conocíamos en la distancia...

Un abrazo Umma1:)

amelche dijo...

Yo animo a los lectores que no comentan nunca a que comenten, aunque sea con un pseudónimo o con un comentario de esos anónimos, porque siempre es bonito saber que nos leen y que hay gente que se siente identificada o, simplemente, le gusta lo que escribimos. Y, bueno, a ver si algún día cercano nos vamos conociendo todos cara a cara, a pesar de las distancias que nos separan.

Ana dijo...

Hermoso tu comentario. Fue un placer poder compartir contigo y con León un café en el mítico Tortoni. Esa fría y lluviosa tarde fue mágica para mí.
Ojala se repita el encuentro allí o de este lado del charco. Muchas gracias y ya sabés que tenés una amiga más en Montevideo.
Un abrazo fuerte
Ana

Isabel Romana dijo...

Hermoso post y la reflexión y la vivencia que hay tras él. También yo creo que se crea entre nosotros un vínculo muy especial y nos causa emoción descubrirnos. Besos.

Rodolfo N dijo...

Coincido totalmente. He conocido gente de otros paises como si hubiera viajado.
Realmente es mágico.
Cariños, amiga!

mi despertar dijo...

La infinita magia de los blogs
te dejo besos

Churra dijo...

Pequeños milagros que ocurren por aqui..
Un beso

Heriberto dijo...

La red de encuentros y de confluencias que se tejen a la distancia es de las mejores partes que tiene esto de la Internet.

Umma1 dijo...

Lo más extraordinario ONTOKITA, es que esta chica y yo, jamás habíamos intercambiado una palabra.
Ella habrá ido al encuentro, que propicio un amigo, mejor parapetada, porque me conocía a través de mis palabras, pero yo fui a ciegas.

Doble sorpresa, porque encontré a una persona sensacional.

Un abrazo

Umma1 dijo...

Eso es lo increíble BAAKANIT, los puentes que se tienden y que desconocemos.

Todos los que estamos navegando este río, sabemos que los comienzos, son "casuales", y que los resultados son los apropiados para cazadores de maravillas.

Umma1 dijo...

AMELCHE, en Buenos Aires, no te quedaría otra que un buen cafecito ;)

Umma1 dijo...

Es cierto, SAFIRO:

A los que no participan de esta experiencia, debemos parecerles locos. Es inentendible que semejante caudal de afecto, llegue por la red.

Umma1 dijo...

Bienvenido CORNELIVS.

También Amelche me sugirió visitara tu blog.

Bueno, a estas alturas ya te estoy visitando :)

Umma1 dijo...

VLADIMIR, VLADIMIR...

Ya sabés que estás invitado. Invitación, que por cierto está de pie, desde aquella vez que anduviste por San Telmo ;)

Umma1 dijo...

Cada uno tendrá sus razones, ALEMAMA.

Alguna vez, también yo que soy de comentar, me quedé callada, sin palabras, ante ciertas historias.

Umma1 dijo...

Hay que reunirse MIGUEL SCHWEIZ.
Vencer a veces, esa modorra, ese apuro en el que vivimos y darnos el regalo de la comunicación.

Umma1 dijo...

Sí, CARLOS.
Me gusta eso de ponerle rostro a los blogs ;)

Umma1 dijo...

Desde luego CHELA. Todas las veces que quieras vamos a tomarnos un cafecito.

También creo que nos mostramos como somos, porque aunque quisiera mentir, inventarse una identidad, entrelineas dice quien es.
La palabra que miente, también desnuda.

Por eso, los vínculos que se crean son fuertes. Buenas amistades debo a este invento de los blogs.

Umma1 dijo...

ALYXANDRIA FADERLAN, por cierto, vos y yo nos andamos debiendo un café. En el Tortoni, o donde sea.

No sabés el gusto que me da verte reaparecer :)

Umma1 dijo...

Hola ADOLFO:

Lo encontraste?
Es un estudio imprsionante, especialmente por la época en que fue redactado, y lo vanguardista de las conclusiones.

A ver cuando nos conocemos nosotros!!

Umma1 dijo...

Hola SYBILA.

Es bueno, sí, ya lo creo.
Especialemente, cuando te encontrás a un estupendo ser humano del otro lado.

Umma1 dijo...

Sí AMELCHE.

Incluso, hay amigos que entran y no dejan comentario.

Hace nada, me decía ALberto, que entra, lee y no deja su opinión.

En fín, cada uno sabe porqué.

Umma1 dijo...

ANA, querida. La generadora de este post, y de esa enorme alegría en la tarde de llovizna.

Un placer inmenso.
Esperemos vernos más veces. Es un pecado que en este momento, esté verdaramente muy caro, cruzar el charco, porque en otros tiempos, nos habríamos encontrado con frecuencia.

Umma1 dijo...

ISABEL ROMANA, ya de regreso.

Ay, como pasan rápido los días.Iré a visitarte :)

Umma1 dijo...

Curioso RODOLFO.

Es más fácil conocer a personas que viven muy distante, que a los que por ahí rondan nuestro propio barrio.

Umma1 dijo...

Hola MI DESPERTAR.

Mucha magia hay, sí, y de buena calidad ;)

Umma1 dijo...

Un beso, CHURRA :)

Umma1 dijo...

Seguro HERIBERTO:

El blog ofrece la possibilidad de la exhibición narcisista.

Nos mostramos y aprendemos a querernos y a respetarnos, en esas visitas a nuestra moradas interiores.

amelche dijo...

Bueno, si es en Buenos Aires, tomaré café. :-)